• Click aqui para tu clase de prueba GRATIS!!!
Jueves, 08 Octubre 2015 10:30

La importancia de la movilidad en la primera infancia

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Hola! En el post de hoy os vamos a hablar de algo distinto. Hemos querido investigar un poco y dar a conocer la importancia del desarrollo de la movilidad en la primera infancia, es decir, explicar por qué creemos que es determinante la manera en la que un niño empieza a gatear, sentarse, andar…

 

 

 

Para nosotros ha sido fundamental conocer el trabajo de Emmi Pikler. Fue una mujer que nació a principios del S.XIX en Viena. Pediatra y responsable de una casa-cuna en Budapest. Es aquí donde ella estudia la movilidad en la primera infancia. Teniendo en cuenta que se encuentra en un entorno donde los vínculos afectivos se ven afectados, busca también, el medio de ofrecer a los niños que ahí se crían, una experiencia de vida que preserve su desarrollo y evite las carencias dramáticas que puede crear la ausencia de un lazo significativo con los padres

 

 

Así las bases del trabajo de Pikler se fundamentan en los siguientes 4 aspectos:

1. La confianza en el niño: Como pauta principal para poder dejar que adquiera un desarrollo motor libre. Hay que confiar en el niño, en la capacidad innata del recién nacido para asumir el movimiento y aprenderlo.

2. La movilidad como experiencia: Donde la intención del movimiento nace desde el interés del niño, es decir, dejar que el niño sea el verdadero protagonista de su desarrollo.

3. La no-intervención del adulto: Lo sabemos, a veces cuesta. Como madre es mi experiencia, aunque como me dijo una buena amiga (con 4 hijos) el ser humano desde que nace tiene un increíble instinto de supervivencia. Es importante no llevar la niño a posiciones que no puede mantener. Sí, se supervisa a los niños, y en caso de peligro, se podría actuar, pero para que esto no ocurra es importante el siguiente punto.

4. La libertad de movimiento: Preparar un espacio seguro en el cual el niño puede moverse libremente, sin peligros, con estímulos adecuados a su edad.

 

 

Sabemos que muchos de vosotros pensáis que todo esto va por modas, por eso os vamos a intentar explicar porque el pensamiento de Pikler nos parece lo más apropiado para guiar a los niños a conseguir el mejor desarrollo motor y evolución con su movilidad y con su cuerpo.

 

La experiencia nos ha enseñado que cada persona es única, y que no podemos presuponer que todas evolucionan por igual. Por eso, el pensamiento de Pikler nos parece tan clarificador. Con su método no se imponen movimientos o posiciones que el niño no puede mantener, es decir, si todavía no se mantiene de pie él solo, no es ni necesaria ni beneficiosa la intervención del adulto para que lo consiga. Y… ¿cuáles son los beneficios de aprender a moverse libremente?

 

1. Valor del niño: Al confiar en las capacidades innatas del niño, estamos otorgando un nuevo valor. Nuestro comportamiento, de manera implícita, valora al niño, y esto hace que se desarrolle mejorando su autoestima.

2. Aumento de la autonomía del niño: Al ser él mismo el que genera las iniciativas, va asentando a su propio ritmo sus logros motores y llegará poco a poco a su desarrollo máximo.

3. Conocimiento del entorno: un niño con libertad de movimiento en un entorno seguro, desarrolla la capacidad de relacionarse con el mundo de una manera mucho más madura y a través de la experiencia, lo que provoca que su aprendizaje sea más sólido.

4. Desarrollo del plano corporal: ya desde pequeños, a través de esta manera de empezar a moverse, se integra el plano corporal en el desarrollo infantil. El niño crece aprendiendo que su cuerpo es él mismo, y que a través de él actúa con su entorno.

5. Buen estado físico: esta forma de aprender a moverse desarrolla la musculatura de manera óptima, y no sólo eso, saltarse fases de la evolución del movimiento (por ejemplo, niños que no han gateado nunca) tiene una repercusión clara y conocida en el desarrollo y madurez cerebral, aunque para explicar todo esto tendríamos que escribrir otro post (o 5 más…:))



Ya después de algún tiempo familiarizándonos con el movimiento, hemos visto la importancia de dejar el tiempo necesario para cada persona, es decir, la manera en que un niño aprende a moverse podría ser similar a la reeducación en el adulto, y de alguna manera y sin saberlo al principio de manera consciente, así trabajamos en ActivatePilates.

 

Con este post hacemos una llamada, a retomar la importancia de ponernos en manos de profesionales, porque, las personas nunca nunca estamos terminadas, y en el plano corporal nos pasa igual. Lo que hacemos con nuestro cuerpo lo hacemos con nuestra persona, seamos recién nacidos, niños, adolescentes, adultos o mayores.

 

Que tengáis un buen día! Nos vemos en Activate!!!

 

Visto 1187 veces Modificado por última vez en Lunes, 14 Diciembre 2015 14:59
Inicia sesión para enviar comentarios